Huerta Escolar – Aprender haciendo

Conocer y saber cómo se producen los alimentos que consumimos, valorar el trabajo y esfuerzo invertidos para su producción y los recursos naturales utilizados, es una de las claves para el cuidado efectivo de nuestro medio. Con este fin, se ha desarrollado este Programa de Huerta Escolar promoviendo un cambio cultural hacia una nueva forma de dignificar a la persona en comunidad y en relación con la naturaleza, estimulando hábitos de trabajo y vínculos solidarios. Así la huerta agroecológica, es referente y aula expandida que promueve aprendizajes de distintos contenidos curriculares, un cambio positivo en valores y actitudes respecto al trabajo en la tierra, la naturaleza y el cuidado del ambiente y un aporte a la cohesión social dentro de la institución escolar y las familias que la componen.

 Este Programa contribuye fundamentalmente a la comprensión de Ciencias Naturales, así como de las otras áreas del conocimiento. Sobre la formación en valores, hace su aporte en el trabajo en equipo, la responsabilidad colectiva, la solidaridad y el valor del esfuerzo, al tiempo que propicia la atención a la diversidad y despierta la revalorización por el trabajo manual. Para las familias y la comunidad resulta un ámbito de potencial fertilidad para contribuir a la cohesión e integración, rescatar saberes y promover aprendizajes, favoreciendo los vínculos familiares a partir de una tarea compartida. Sobre la formación de los futuros profesionales, el Programa es un espacio de experiencia docente y comunitaria valiosa para futuros estudiantes de carreras relacionadas a lo ambiental, generando el interés a futuros líderes medioambientales. Para muchas entidades educativas constituye la oportunidad de un nuevo que hacer académico promoviendo la articulación de acciones con otras ramas de la enseñanza. En la década de la educación ambiental, esperan continuar y profundizar acciones que contribuyan a promover desarrollo, a través de la mejora de la seguridad alimentaria, el cuidado del ambiente, el rescate de la identidad cultural y la conformación de redes comunitarias.

 -  Lograr que los niños se relacionen naturalmente con la tierra y sus frutos a través del juego en contacto con ella.

- Conocer y planificar diferentes tipos de huertas, en almácigos, huertas verticales, huertas elevadas, invernáculos, etc.

- Mejorar la seguridad alimentaria de la población incrementando la disponibilidad, accesibilidad y variedad de alimentos, mediante el conocimiento de auto producción con enfoque agroecológico.

- Promover la producción de alimentos sanos para el consumo familiar, replanteando los modos de vida de las personas en ámbito urbano.

- Rescatar, motivar y revalorizar las diferentes formas de construcción de saberes, a través de los saberes populares, ancestrales y tradicionales, que permiten reconocer la biodiversidad, la tierra y la naturaleza desde la perspectiva socio-histórica. Conformando estrategias pedagógicas innovadoras, interactivas, interdisciplinarias y sobre todo participativas.

- Recuperar y construir las herramientas y tecnologías apropiadas para cada cultivo.

- Fomentar habilidades para la vida a través de métodos participativos en temas de Educación, Nutrición, Salud, Producción, Medio Ambiental y valores.

- Generar actitudes de curiosear y despertar el interés por la metodología de investigación científica, plantear sus primeras hipótesis (Metodología de la “Ecología en el Patio de la Escuela”.

- Construir experiencias memorables, generando emociones que permitan conectarse con la naturaleza e inspirar el compromiso ambiental.

La gestión de la Huerta Escolar, significa, desarrollar la capacidad de la comunidad educativa en el manejo sostenible de la huerta en cada año escolar acompañados por personal de YERRA – Educación & Comunidad.

 

Se realizará el seguimiento y revisión del funcionamiento del Programa de Huerta Escolar incorporando materiales, actividades de extensión a las familias según el plan propuesto.

 

Acordar con los docentes la vinculación de las temáticas del Programa y las asignaturas de matemáticas, ciencias naturales, lengua y sociales. 

Apoyar a los maestros en la elaboración del plan de actividades teóricas y prácticas en relación a la huerta escolar.

Coordinar la actividad semanal en la huerta, realizando las prácticas, demostraciones y experiencias sensoriales para los niños. 

Orientar y facilitar el uso de materiales didácticos para docentes y escolares en los temas de seguridad alimentaria, nutrición y huerta orgánica.

 

Actividades propuestas:

Diseño de la huerta, definir espacios, diagrama de canteros, espacios y cultivos.

Preparación del terreno de cultivo: eliminar “malas” hiervas, remoción del suelo, eliminar materiales extraños, nivelación  del terreno, abono, cuidado del medio ambiente (con ayuda del personal de mantenimiento).

Selección de cultivos adaptados a la zona.

Preparación de canteros, canteros verticales, canteros en altura, pequeños invernáculos.

Preparación de semillas.

Trasplante de plantas.

Labores de cultivo: regar, fertilizar, abonar, aporcar, eliminar malezas.

Indagación, exploración y clasificación de los insectos según sus características, en deseables y no deseables para nuestro cultivo. Elaboración y utilización de métodos naturales para su Control biológicos.

Observación y registro sistemático del crecimiento y desarrollo de los cultivos del huerto.

Cosecha.

Ir arriba